LACARLOTA.COM
Facebook Twitter Youtube Google Email
 
 

'Slow Fashion', concepto de moda responsable que se impulsa desde La Carlota

Redacción | 12 de abril de 2021

“Se trata de trabajar de forma ética y responsable y fomentar un consumo responsable también de lo que llevamos puesto”. Así explican Andrea Pareja (Córdoba, 1992) y Paula Pérez (Córdoba, 1987) el concepto de “slow fashion” que impulsan con su marca made in Córdoba Anūla, una tendencia que ya suena en pasarelas norteamericanas y algunas europeas y que ellas han implantado en la ciudad después de años trabajando en el sector de la moda con firmas internacionales.

Paula es periodista y Andrea, bióloga de profesión pero su interés por la moda, las llevó a un sector en el que llevan años formándose desde todas las perspectivas: diseño, patronaje, confección y también comunicación especializada. A todo ese conocimiento profundo de la industria, se le suma el interés de ambas por promover un estilo de vida sostenible y respetuoso, con valores de durabilidad y consciencia también en un ámbito tan efímero como es la moda.

Temporadas, colecciones cápsula, ediciones limitadas, en toda esa vorágine de marketing presente en los lineales de prendas de cualquier retail y en su reflejo en redes sociales ellas proponen un cambio –o vuelta- radical del concepto: compra lo que te haga falta, sabiendo lo que estás comprando para que la prenda no acabe en una percha olvidada.

Su apuesta son los tejidos orgánicos que compran de los excedentes que van a ser quemados o tirados por las grandes multinacionales; confeccionan prendas actuales y de tendencia, nada de casacas hippies solo aptas para unos consumidores concretos. Sus blusas, sudaderas, vestidos, camisetas, blazers siguen la estética de estilo de cualquier influencer como SindyTakanashi que ya ha vestido piezas de su colección, Circular.

“Apostamos por una moda ética, responsable y sostenible para reducir la huella de la contaminación y aportar a un cambio social que tenga en cuenta a las personas, un modo de trabajo digno y una forma de consumir consciente: compra lo que necesites y te vayas a poner” explican ambas que insisten en que sus productos, que pueden adquirirse en su web y a través de sus redes, “no están hechos en talleres clandestinos de Bangladesh”.

¿Se trata entonces de prendas caras? “No somos fast fashion”, responden. Esto es, no es una hamburguesa de comida rápida y producción masiva donde cada ingrediente se vende muy por debajo de lo que el agricultor, ganadero, distribuidor o vendedor debería ganar. Y para concienciar de los productos sus prendas cuentan con un etiquetado donde el consumidor puede ver lo que está pagando. En su etiqueta consta el precio del material, del trabajo de quien lo confecciona, de los intermediarios y el beneficio justo de ganancia propio de una actividad económica.

Una fórmula de trabajo que, como no podía ser de otro modo, tiene en cuenta a la sociedad a la que va dirigida y no con “una RSC para lavar la imagen” sino, mediante colaboraciones con iniciativas que revierten a los ciudadanos como la investigación sobre enfermedades. Anūla tiene una línea de colaboración con el IMIBIC en Córdoba para la que han diseñado y producido prendas cuya venta ayudará a financiar un proyecto concreto que darán a conocer en unos días.

 
 
Tu opinión
 
 
©lacarlota.com | Teléfono 957300000 | Email: info@lacarlota.com | Diseña y desarrolla Xperimenta eConsulting
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.
Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies .
[x] CERRAR